Páginas

19 noviembre 2009

De noches calladas

Que llore conmigo la noche callada.
Que muy suave el viento
me traiga su aliento y
bese mi alma
la luna plateada.
Que lloren conmigo los tristes,
los pobres, los desamparados,
los astros y estrellas,
la aurora dormida,
las niñas de China.
Que llore conmigo quien no tenga vino,
que esta noche el olvido
deja espacio a la memoria
y yo invito.
Imágen: "Camino con cipreses bajo cielo estrellado" Van Gogh

2 comentarios :

El Maquinista dijo...

Me gustaría poder leerte más a menudo, más a conciencia, aunque me lleve lo que escribes a mi terreno. Sabes que para eso soy demasiado tramposo, y me da igual que lo pienses, me gusta que lo pienses, de hecho.

J.J.Cartagena dijo...

Me quede callado, solo murmuré al leer estos nostalgicos versos. Cuando quedan esos espacios a la memoria donde se fractura el tiempo y el alma, nacen esos bellos versos y palabras que he podido leer solo hoy. Gracias por tu espacio.